sábado, 21 de junio de 2008

Historias mínimas para una literatura urgente


Rompo este silencio de días y días con las palabras de otros. Los donantes son Augusto Monterroso, Juan José Arreola y Julio Cortázar, maestros de lo breve y de lo dos veces bueno.


EL MUNDO

Dios todavía no ha creado el mundo; sólo está imaginándolo, como entre sueños. Por eso el mundo es perfecto, pero confuso.

Augusto Monterroso


La mujer que amé se ha convertido en fantasma. Yo soy el lugar de las apariciones.
Juan José Arreola

AMOR 77

Y después de hacer todo lo que hacen, se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se peinan, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son.

Julio Cortázar


4 comentarios:

viernes dijo...

interesante idea esa de ser el lugar de las apariciones... siempre lo somos!
(se ha pasado nico por aquí? os conocéis?...)

suerte el miércoles!!

elisabet dijo...

bien regresado! Ya teníamos ganas de leerte de nuevo. Supongo que el miércoles tienes examen, pues mucha suerte de mi parte también!

nico dijo...

viernes, ya me he pasado por aquí ;)
sí que nos conocemos, pero no seas impaciente! te contaré tomando unas cervecitas :)

Espero que hayas tenido suerte Héctor.

PEDRO VILLAR SÁNCHEZ dijo...

Hola Héctor, muy interesante tu blog. Me pasaré a menudo. Un saludo

También se relaciona con

Related Posts with Thumbnails