miércoles, 2 de julio de 2008

Los valores del "se" en Oliverio Girondo

Aunque el título de esta entrada suene a tesina doctoral, creo que es el que mejor define este poema 12 de Oliverio Girondo. Esta concesión a la nostalgia tiene su razón en la asignatura "La Poesía Latinoamericana Contemporánea (curso monográfico)", que impartía la profesora Núria Girona en los tiempos del Plan 93. Allí descubrí, junto con mis compañeros, la obra de algunos poetas capitales como Vicente Huidobro, Gabriela Mistral, Nicanor Parra, Alejandra Pizarnik o el propio Oliverio Girondo, a través de borrosas fotocopias de En la masmédula, Calcomanías, Espantapájaros o Veinte poemas para ser leídos en el tranvía. Como no había visto "El lado oscuro del corazón", la película que lo dio a conocer entre el gran público, me fascinó todavía más el uso del lenguaje, las técnicas vanguardistas y la perspectiva con que trataba el tema amoroso, la mujer y el deseo de poseerla. El poema que cito a continuación fue objeto de debate en aquellas aulas universitarias de entonces, donde era necesario dilucidar el valor del pronombre "se" para interpretar el sentido completo del texto. En este juego de filólogos, la ambigüedad no se hallaba en el uso metafórico de los verbos ("se sueldan, se calcinan, se derriten"), las anáforas, los paralelismos o la gradación, de clara significación erótica, sino en el papel de los actantes líricos, que permanecía oculto tras una palabra que podría tener valor reflexivo, recíproco o impersonal. Puestos a debatir, defendí un "se" recíproco que amparase el intercambio de acciones entre los dos amantes, pues la mayoría de estos verbos no restringían su significado a las posibilidades amatorias de un solo sexo. Ahora, cuando leo de nuevo este poema, me pregunto ¿Y si no fueran sólo dos amantes? ¿Y si no fuera un amor heterosexual? ¿Qué ocultaba o mostraba Girondo? A menudo, un buen poema sobrevive en el tiempo no por lo que evoque, sino porque su interpretación nunca será definitiva, por lo que resonará como una pregunta huérfana de respuesta en los oídos de generaciones de lectores dispuestos a contestarla.


POEMA 12

Se miran, se presienten, se desean,

se acarician, se besan, se desnudan,

se respiran, se acuestan, se olfatean,

se penetran, se chupan, se demudan,

se adormecen, se despiertan, se iluminan,

se codician, se palpan, se fascinan,

se mastican, se gustan, se babean,

se confunden, se acoplan, se disgregan,

se aletargan, fallecen, se reintegran,

se distienden, se enarcan, se menean,

se retuercen, se estiran, se caldean,

se estrangulan, se aprietan se estremecen,

se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,

se agazapan, se apresan, se dislocan,

se perforan, se incrustan, se acribillan,

se remachan, se injertan, se atornillan,

se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,

se desgarran, se muerden, se asesinan,

resucitan, se buscan, se refriegan,

se rehuyen, se evaden, y se entregan.


OLIVERIO GIRONDO


También se relaciona con

Related Posts with Thumbnails