sábado, 2 de mayo de 2009

40 Fira del Llibre de València (2009)

La Fira del Llibre de València celebra, durante la edición de 2009, su 40 aniversario. El "Gremi de Llibrers de València", principal organizador de esta "Fira", ha diseñado una programación digna, salpicada de grandes firmas de escritores de literatura actual, como Ana Mª Matute, Fernando Delgado, Javier Tomeo, Ángeles Caso o Juan Madrid. También figuran algunos autores consagrados de LIJ, como Jordi Sierra i Fabra, Gemma Pasqual, Martín Casariego o Laura Gallego, que encabeza una larga lista de escritores valencianos, fieles a esta cita anual, como Emili Piera, Vicente Garrido, Alfons Cervera o Josep Ballester.
Sobre los expositores que se han comprometido en la presente edición, repetiría parte de los comentarios que escribí hace un año: destaca la fuerte presencia institucional, ejemplificada por las casetas de la UNED de Alzira, la Universidad de Valencia, la Institució de Alfons el Magnànim, el Ajuntament de València, la Conselleria d'Educació, a través de la librería "Llig", etc., que le resta frescura y le añade cierto matiz de dirigismo ideológico al paseo de Antonio Machado del Jardí Botànic. Por otro lado, se sigue echando en falta la presencia de algunas librerías históricas de la ciudad de Valencia, a pesar del esfuerzo que realizan algunas de reconocido prestigio, como "Primado", "Railowsky" o "Cresol". Las franquicias, en cambio, mantienen su posición y tratan de consolidadarse mediante la organización de actividades paralelas, que consisten en sumar exposiciones y jornadas de animación a la lectura a las tradicionales presentaciones de libros, firmas de escritores y charlas-coloquio.
Este panorama heterogéneo en la distribución de casetas también ha influido en la selección de libros y, en consecuencia, en las estrategias de venta que los respaldan. Si el "best-seller" se erigía como líder indiscutible en la pasada edición, este año se caracteriza por los pequeños conatos de rebelión que buscan una alternativa que no esté reñida con la calidad. Una de las vías que mejor fortuna puede tener es la apuesta por la edición esmerada de títulos más o menos conocidos por el público lector que, en algunos casos, como el de El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, toman el formato de álbum ilustrado. También se observó una mayor presencia de la Literatura Infantil y Juvenil, aunque fuera parca en novedades y los títulos elegidos siguieran los caminos trillados por el mercado. No quisiera terminar este breve recorrido, un tanto general, de la "Fira", sin hacer referencia a la producción en valenciano, de las que destacaría varias antologías poéticas de autores recientes, algunas de carácter didáctico, que tal vez reseñe en futuras entradas, y el recital abanderado por Marc Granell, junto con otros poetas de la ciudad.

Para saber más:
El suplemento semanal "Posdata", de Levante EMV, fechado el 23 de abril, ofrece información detallada sobre las novedades editoriales de la 40 Fira del Llibre de València.

4 comentarios:

Antonio dijo...

A pesar de haber vivido casi toda la vida en Valencia, no he sido habitual de la feria del Libro, quizá porque soy cada día más escéptico con las novedades editoriales. Me sigue gustando más la del libro antiguo, aunque los días de mayo son más luminosos.

Héctor Monteagudo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Lo malo de estas ferias es que están muy condicionadas por la industria editorial y el mercado, algo a lo que es inmune la del libro antiguo, por razones obvias. También me gusta más porque uno puede dar rienda suelta a sus manías de bibliófilo sin mirar demasiado el precio. Un saludo, Antonio, y gracias por tu comentario.

Abelardo Manuel Martinez dijo...

Si, este año había mucho nivel, cultural, mediático... escritores de la talla de Ana Noguera, Maxim Huerta.... y algun consagrado que se fue a casa sin firmar ningún libro. Que pena, de verdad, la FEria de Valencia le falta imaginación, le falta amor propio, innovarse, ser una Feria de referencia que no lo es; pero bueno es una forma distinta de ver la realidad. Un saludo

Héctor Monteagudo dijo...

Siempre pienso que mejor esta feria que ninguna. Coincido contigo en que tiene muchas carencias y que le sobra populismo, pero los visitantes también tenemos nuestra responsabilidad por no reclamar un evento de calidad.
Gracias por tu aportación, Abelardo.

También se relaciona con

Related Posts with Thumbnails