viernes, 4 de mayo de 2012

Folletos para la Seguridad Vial en 3º de ESO

Folleto de Leandro Urbano, alumno de 3º de ESO

El estudio de los textos expositivos, sus características y estructura en 3º de ESO nos ha inspirado para realizar una actividad que conjuga la escritura de un determinado tipo de textos, el uso de herramientas digitales y cierta dosis de imaginación.
El objetivo original era, según el libro de texto, crear un folleto, a partir de las bases teóricas que se habían aprendido sobre la exposición en esa unidad. Lo malo era que parte de la clase no entendía cómo debía realizarla, ya que los libros de texto comparten el mismo problema que las recetas de cocina: la falta de concreción en las tareas menores, al no depender de una situación real en el aula. Por ello, fijé, en primer lugar, un propósito de escritura, un para qué debían elaborar ese folleto que pudiera tener una utilidad en la vida diaria. Así, les di a elegir entre tres opciones, que serían el objeto de tres campañas relacionadas con valores y temas transversales clásicos en Educación:

1) Mantener limpias las calles del pueblo y sus alrededores.
2) Velar por la seguridad vial, al recordar que no se deben infringir los límites de velocidad, etc.
3) Fomentar la lectura entre sus compañeros de 1º y 2º de ESO.

En segundo lugar delimité la estructura expositiva del folleto, tanto de sus elementos lingüísticos como  de los paratextuales. Decidí que tomara el formato de un tríptico, puesto que facilitaría que en el primer pliegue insertasen una imagen representativa y una breve explicación, a modo de enunciación de la tesis de la opción  que eligieran, para que equivaliera a la introducción o planteamiento del texto. El segundo pliegue mostraría los argumentos positivos y negativos que apoyarían la tesis, organizados bajo los apartados orientativos "Sí" y "No". Finalmente, en el tercer pliegue, debían sintetizar toda la información que habían aportado en una breve conclusión que quedara en la memoria del lector, al más puro estilo de las estructuras enmarcadas de los textos informativos. También podían citar las señas del centro por si alguien solicitaba más información,  lo que le otorgaría mayor realismo al folleto.
Después, propusieron ocupar dos dobleces más, de tal manera que de los seis en que se puede dividir folio por ambas caras, cinco acogerían contenidos y uno quedaría en blanco. La razón era mostrar una portada y un reverso cuando el folleto estuviese plegado.
En cuanto a cómo debían elaborarlo, podían elegir entre hacerlo a mano, con sus propios dibujos, ilustraciones y colores, o valerse de medios electrónicos, como procesadores de texto, buscadores, bancos de imágenes, etc.
Folleto Alicia


Los resultados se vieron empañados, en parte, por la baja participación, pues he comprobado que muchos alumnos, no solo de este centro, únicamente responden ante tareas mecánicas que no implican ninguna reflexión, ni suponen más esfuerzo, ni estimulan la imaginación, pues no les dan importancia a los beneficios educativos que puedan obtener si se salen de la zona de confort a la que, desgraciadamente, los tenemos acostumbrados.
Sin embargo, la calidad de los trabajos que entregaron compensó esa decepción inicial, tal y como se puede comprobar en los ejemplos ejemplos que reproduzco en esta entrada. Algunos, como Alex Obada, me han sorprendido al utilizar Microsoft Publisher, una herramienta profesional para crear publicaciones de este tipo en formato PUB. Otros, como Leandro Urbano han apostado por un folleto que recogiera imágenes de accidentes que disuadieran a los malos conductores de arriesgar sus vidas y la de los demás, una estrategia y un modo de crear el texto que contrasta con el de Alicia, hecho enteramente a mano, con un cierto aire artesanal, que no desprecia los lemas que la campaña de la DGT ha ido fijando en su memoria durante estos años.
La exposición oral ante el grupo clase ha puesto el broche final, pues han podido mostrar sus trabajos y explicar las razones que han citado en cada uno de ellos para observar la seguridad vial, lo que les ha valido, pese a la vergüenza inicial y a las reticencias, una ovación de sus compañeros.

Folleto Alex

7 comentarios:

Antonio dijo...

Creo que las actividades deben tener siempre un sentido que entronque con la realidad inmediata del alumno (no lo digo yo, es el fundamento de los enfoques comunicativos). También es verdad, como dices, que toda tarea que sale de la rutina del libro, a pesar de llamarles más la atención, al final les puede resultar costosa, porque obliga a salir del mecanicismo académico.
En cuanto a la participación, algo que estoy constatando es que estas tareas, para que funcionen bien, han de hacerse en clase, con una asignación generosa de horario de aula. Aunque se pierdan contenidos, se gana en hábitos de trabajo.
Por lo demás, enhorabuena a tus alumnos por esos trabajos que muestras.

Carlota Bloom dijo...

Hace poco también hemos recurrido al folleto en mi clase de 3º, en este caso aprovechando la lectura de Finis Mundi (no sé si lo viste, está en el blog). En mi caso, también les doy varias posibilidades a la hora de hacerlo (a mano, etc), y parto de un tiempo en clase, el mínimo para dejarlo planteado y más o menos encarrilado (en este caso lo hacían por parejas). Comparto contigo la idea de que, aunque parezca mentira, que a una parte del alumnado las tareas que exijan más complicación que copiar el enunciado del libro les resultan costosas. Como dice Antonio, sobre todo en 1º ciclo, merece la pena perder tiempo en clase para asentar hábitos. Me gusta cómo acotas la actividad, los buenos resultados dependen, a veces, de un buen planteamiento. Un abrazo, Héctor.

Virginia dijo...

Hola Héctor:

Soy Virginia y me suelo pasar por tu blog a menudo. Me parece muy interesante y con actividades muy prácticas y provechosas. Por eso, te he dejado un regalo en mi blog www.elenigmadelasletras1.blogspot.com

Un saludo

Héctor Monteagudo dijo...

Antonio: reconozco que me gustan más aquellas actividades que conecten más la realidad que hay fuera del aula que las puramente mecánicas. Tomo nota de tu consejo de realizarlas dentro del aula, incluso para los 2º ciclo de ESO.
Carlota: la verdad es que pensé en la actividad de los folletos turísticos de Finis Mundi que publicaste cuando escribía la entrada. Me gustó bastante y me pareció bien planificado, un aspecto esencial en cualquier tarea pedagógica.
Virginia: te agradezco mucho que me hayas seleccionado para el premio Liebster en tu blog El enigma de las letras. De hecho, seguiré la cadena para recomendar unos cuantos blogs que he comenzado a seguir en los últimos tiempos.

Un saludo y muchas gracias a los tres por vuestros comentarios.

Alberto G. (@albertogp123) dijo...

Me ha parecido muy interesante la actividad y el enfoque de buscar la relación con el mundo que les rodea. En cuanto a la participación, es cierto que cada vez con más frecuencia me encuentro que la actividades que deben realizar en casa tienen poco éxito o acaban siendo un poco caóticas. Yo, en 1º de ESO las hago todas en clase (o casi) ya que la carga de cinco horas semanales y contar con ordenadores en el aula me lo permite. En 2º de ESO es más complicado por tener una hora menos. Además, ya que los trabajos que propongo tienen que ver con las TIC y sólo tenemos acceso una hora por semana, deben avanzar en casa y eso cuesta más. Algunas veces sale rodado y otras... en fin. Pero con insistencia y actividades motivadoras como esta seguro que resultará cada vez más fácil.
Yo también he usado el Publisher y, en su manejo básico es muy sencillo y los resultados son muy aparentes.
Un saludo y enhorabuena

Felipe Zayas dijo...

Escribir textos reales, com finalidad clara, en relación con asuntos que tienen sentido... es el abc de la enseñanza de la escritura. Por eso, este es un ejercicio medélico.
Estoy de acuerdo con Toni, excepto en los de "aunque se pierdan contenidos". ¿Qué contenidos se pierden? Quizá los que son innecesarios. A cambio se ganan los más relevantes. Saludos y enhorabuena por tu trabajo.

Héctor Monteagudo dijo...

Alberto: cada vez me gusta más realizar las actividades en el aula, pero la limitación de tres horas semanales y la imposición de unos contenidos curriculares excesivos, que se escoran, indudablemente, hacia una enseñanza teórica, repetitiva y memorística de nuestra materia suponen un obstáculo importante.
En cuanto a Publisher, ahora empiezo a hacer mis pinitos, pues veo en el campo de las publicaciones digitales una opción pedagógica que puede dar aún más de sí.
Felipe: te estoy muy agradecido por los elogios que, a pesar de ser inmerecidos, me animan a seguir realizando este tipo de actividades, que no solo les resultan gratas a nuestros estudiantes, sino también a nosotros, por mucho trabajo añadido que conlleven.

Muchas gracias por vuestros comentarios, Alberto y Felipe.

También se relaciona con

Related Posts with Thumbnails