jueves, 9 de octubre de 2008

Joan Margarit gana el Premio Nacional de Poesía

Joan Margarit (1938, Sanaüja, Lleida) ha sido galardonado con el Premio Nacional de Poesía por su libro Casa de Misericòrdia, publicado en edición bilingüe por Visor. Además de poeta (uno de los más vendidos en lengua catalana) es arquitecto y catedrático jubilado de Cálculo de Estructuras de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona. Ha publicado numerosos poemarios, entre los que destacan L'ombra de l'altre mar (1981), Mar d'hivern (1986), Edat roja (1990), Aiguaforts (1995), Estació de França (1999), Joana (2002) y el último publicado: Barcelona amor final (2007). Las líneas temáticas que recorren su obra están inspiradas por su biografía más íntima, desde los recuerdos de infancia, en plena Posguerra, hasta la desgracia más reciente, la muerte de su hija Joana, con treinta años, a la dedicó un libro de poemas con su nombre, sincero, duro, como un grito prolongado que se escucha más allá del dolor. También se ven reflejados otros temas menos personales, como el de la docencia, del que es ejemplo el poema "La professora d'Alemany", escrito en catalán y traducido al castellano por él mismo, del libro Estació de França y que he extraído de su página oficial. Espero que guste a los lectores de "Aguja de marear" para que se interesen por otras obras de ceste excelente poeta catalán.


LA PROFESSORA D'ALEMANY

En aquell Institut de la postguerra
hauria d'haver après una mica de grec
i haver sortit amb un vernís dels clàssics.
Però, si aprendre alguna cosa allí
ja era difícil, res amb menys futur
que l'alemany, llavors entre les runes
negroses de Berlín sota la neu.
La meva era una llengua perseguida
i la d'ella una llengua derrotada.
En una aula petita de la torre
on era l'Institut, en entrar a classe,
sempre me la trobava de genolls
fregant vora un cubell i parlant sola.
No sé alemany, i en general em queda
un mal record de tota aquella gent,
però mai no he oblidat el seu dolor.
Ara que passo comptes amb qui sóc
sento els genolls al fred de les rajoles
per esborrar el passat, com ella feia
amb la roja sanefa del mosaic.

Joan Margarit



LA PROFESORA DE ALEMÁN

En aquel Instituto de posguerra
debí haber aprendido algo de griego
y adquirido un barniz sobre los clásicos.
Pero, si aprender algo era difícil,
nada tenía aún menos futuro
que el alemán, cubierto por negruzcos
escombros de Berlín bajo la nieve.
La mía era una lengua perseguida
y la suya una lengua derrotada.
En un aula pequeña del chalé
donde estaba instalado el Instituto,
al entrar la encontraba de rodillas
fregando junto a un cubo, hablando sola.
No sé alemán y en general no tengo
buen recuerdo de toda aquella gente,
pero no olvidé nunca su dolor.
Ahora que paso cuentas con quién soy
siento en frías baldosas mis rodillas
mientras borro el ayer, como ella hacía
con la roja cenefa del mosaico.

Joan Margarit

2 comentarios:

viernes dijo...

qué decir, ya sabes que me gusta mucho, yo también lo he puesto en:
www.molidelesparaules.blogspot.com

aunque yo más que por "Casa de misericòrdia" (que es un libro que no está mal...) se lo hubiera dado por "Estació de França"

saludos

Héctor Monteagudo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Viernes. De hecho, "Joana" me impactó todavía más que "Estació de França" o "Casa de misericòrdia", por su crudeza. Nos vemos.

También se relaciona con

Related Posts with Thumbnails