jueves, 4 de marzo de 2010

Microrrelatos ocultos en grandes obras literarias

La microficción no es exclusiva de nuestro tiempo, ni una moda pasajera. Hunde sus raíces en en el sustrato primigenio de la narrativa, cuando el género humano descubrió el gusto por contar y escuchar historias que no fueran reales. Prueba de ello es el artículo de Clarín.com "El maestro del relato breve", en homenaje a Augusto Monterroso. Su autor, Alberto Manguel, gran estudioso de los engranajes de la lectura, reúne diversos microrrelatos extirpados de algunas obras de la literatura universal que, por su independencia discursiva, constituyen una narración breve, autónoma, atrapada en otra mucho más extensa. 
Aquí tenéis algunos ejemplos de autores más o menos conocidos de microcuentos que hasta ahora siempre han pasado desapercibidos:

"He pensado que algún día me llevarías a un lugar habitado por una araña del tamaño de un hombre y que pasaríamos toda la vida mirándola, aterrados."
Fiódor Dostoievski
Los poseídos (1871-1872)



"Dos personas esperan en la calle un acontecimiento y la aparición de los principales actores. El acontecimiento ya está ocurriendo y ellos son los actores".
Nathaniel Hawthorne
Notebooks (1868)


"También está aquella mujer que, al cerrar con llave la puerta de su dormitorio en una casa desconocida, oyó una débil voz entre las cortinas de la cama diciéndole: 'Ahora estamos encerrados por toda la noche'."
M. R. James
A School Story (1904)


"Una jaula fue en busca de un pájaro."
Franz Kafka
Reflexiones sobre el pecado, el dolor, la esperanza y el verdadero camino (1919)



"Se parecía a ese loco que corría por las calles con lágrimas en los ojos, buscando su cabeza en todas las esquinas."
Ladislav Klima
Todo (1909-1927)



"Salgo a la calle y hay calle. Me echo a pensar y hay siempre pensamiento. Esto es desesperante."
César Vallejo
Contra el secreto profesional (1928)


"Se sabe de un viajero de comercio a quien le empezó a doler la muñeca izquierda, justamente debajo del reloj de pulsera. Al arrancarse el reloj, saltó sangre: la herida mostraba huellas de unos dientes muy finos".
Julio Cortázar
Historias de cronopios y de famas (1962)



"Monólogo de Calígula: 'Si yo, el primero de todos, soy lo que soy (una bazofia), ¿qué puedo esperar del resto de los romanos?'."
Marco Denevi
Falsificaciones (1966)


"Hay miríadas de seres en el universo que son felices -y no te conocen... ¿Por qué, pues, soy yo el único hombre para quien tú eres toda la felicidad del mundo?"
Rogelio Echavarría
El transeúnte (1999)

    

6 comentarios:

Carlota Bloom dijo...

Muy interesante, Héctor. Como tu blog: me tomaré un tiempo para leerlo con calma. Un saludo.

Héctor Monteagudo dijo...

muchas gracias, Carlota. Siempre serás bienvenida en "Aguja de marear". Un saludo.

Antonio dijo...

Los microrrelatos están muy emparentados con la poesía y resulta curioso verlos insertos en obras mayores, como si fuesen versos citados.
Gracias.

Héctor Monteagudo dijo...

Es cierto, Antonio, comparten con la mayor parte de la poesía la concisión y la capacidad evocadora que otorga la brevedad.
Un saludo, y perdona la tardanza en contestar.

BIBLOS dijo...

Una entrada estupenda. El microrrelato es un género apasionante, que no se sabe muy bien si pertenece a la narrativa o a la poesía. Más bien a ésta: es la síntesis, la quintaesencia, la sugerencia más allá de la elocuencia... Lo más interesante es encontrarlos así, semiescondidos en las grandes obras de la literatura univesal. El de Kafka es impresionante.
Saludos.

Marcelo dijo...

Un disfrute para los ojos y el alma.
Un saludo!

También se relaciona con

Related Posts with Thumbnails